>

Hotel Guelfa Firenze

Florencia Hotel Guelfa · Alrededores · Catedral de Florencia

La imponente Catedral de Florencia, en estilo gótico, está dedicada a Santa Maria del Fiore y se construyó sobre las ruinas de la antigua iglesia de Santa Reparata, restos que pueden verse en la zona arqueológica que se encuentra debajo de la iglesia. Durante muchos siglos representó una de las obras arquitectónicas más imponentes de Europa, en la que colaboraron, además de los artistas gracias a los cuales es famosa en todo el mundo, todos los ciudadanos de Florencia, destinando cada uno una suma de dinero para su realización.

Fue diseñada por Arnolfo di Cambio a finales del siglo XIII, se completó en 1367 a excepción de la fachada, la cual permaneció incompleta hasta finales del siglo XIX. El proyecto de Di Cambio, de planta romana, presentaba 3 naves que terminaban en el altar mayor dominado por una inmensa cúpula de ladrillos, la más grande que se haya realizado jamás. Desgraciadamente Arnolfo falleció en 1302 y la obra fue llevada a cabo primero por Giotto, hasta el 1337, luego por Francesco Talenti, hasta el 1357. Brunelleschi, sin embargo, se ocupó de la gran cúpula en los primeros decenios del Cuatrocientos. La Basílica fue consagrada el 25 de marzo del 1436, cuando se concluyó la famosa cúpula de Brunelleschi, en estilo renacentista y única en su género, formada por una cúpula doble, una interna y una externa.
Contrariamente a la magnificencia exterior, el aspecto interior casi desnudo corresponde al austero ideal espiritual de la Florencia medieval y del primer Renacimiento. No obstante su austeridad, aquí se encuentran alrededor de 3600 frescos, realizados por Giorgio Vasari, Paolo Uccello y Andrea del Castagno, entre otros.